Marruecos se dispone a legalizar el cannabis.

La capital de Marruecos, Rabat, produce aproximadamente el 70% de productos cannabinoides de Europa. Crece en las montañas fértiles del Rif. Las variedades locales de cannabis se conoce como Beldiya aunque esta despareciendo gradualmente ya que, las variedades dessarrolladas en la zona autóctonas están siendo substituidas por híbridos extranjeros que tienen mayor rendimiento y potencia.

En la población de Ketama se ha cultivado ampliamente una variedad llamada Critical que muestra claramente una fuerte tendencia a variedades más potentes de cannabis.

Finalmente y después de muchos años de debate y de producción, el gobierno marroquí ha decidido plantear seriamente la apertura de la agricultura, la investigación, explotación y la venta nacional de cannabis para uso medicinal e industrial.

El objectivo principal según funcionarios del gobierno dijeron a Reuters que la ley esta considerada a apoyar a los agricultores empobrecidos de las zonas montañosas del Rif en medio de un creciente mercado global y legal para el cannabis. Se espera que la ley tenga la aprobación del gabinete este mismo mes de marzo. Tiene como objetivo aumentar los ingresos de los campesino y, protegerlos del mercado ilícito del narcotráfico que controlan la producción y distribución del cannabis.

El partido más representativo elegido en las pasadas votaciones, el PJD, abandonó la oposición de un mercado regulado del cannabis después de que la ONU elimino la especie de la lista de estupefacientes más estrictamente controlados. La legalización del cultivo del cannabis en Marruecos ha fracasado en intentos anteriores pero esta vez, parece ser la oportunidad más clara para una regulación con garantías para los agricultores.

Las protestas en la zona del Rif en el norte de Marruecos, donde se cultiva principalmente cannabis, por la desigualdad económica, han tenido repercusiones mediáticas en diferentes ocasiones. Según Reuters, el proyecto de ley prevé una agencia a nivel nacional para controlar y monitorear la producción, el transporte y las ventas. Aún así, el uso recreativo de cannabis en Marruecos, seguirá estando penalizado.

A pesar de todo, el PJD, partido más grande del parlamento, todavía debe aprobar el plan de ley.

La producción de cannabis en Marruecos todavía sigue siendo técnicamente ilegal pero se ha tolerado sin regulaciones durante mucho tiempo. Según la ONU, la zona del Rif es una de las principales zonas de producción de cannabis a pesar de que se redujo la zona cultivable de 134.000 hectáreas en 2003 a 47.000 hectáreas hace seis años.

El pasado diciembre los estados miembros de la ONU sometieron a votación para eliminar el cannabis de la categoría de drogas más estrictas y controladas. Dicho cambio fue respaldado por entre otros, Marruecos.

Entre los países africanos, Marruecos se encuentra entre uno de los países que apoya un cambio para la legalización médica completa y el libre comercio del cannabis. El futuro del cannabis en África parece prometedor debido a que cada vez son más los países que se suman a la iniciativa de la regulación del mercado cannábico.

Enlaces relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.