Ferland JN y Hurd YL

Nat Neurosci (2020) 23: 600-610

A lo largo de los últimos años el cannabis a experimentado un cambio de paradigma importante así como sus diferentes usos. El cerebro humano tiene receptores cannabinoides que actúan de mediador con los procesos neuronales subyacentes a la cognición, la capacidad de respuesta y la regulación emocional de respuesta al estrés relevante para la vulnerabilidad a la adicción. En la actualidad disponemos de suficiente información cómo para disponer del conocimiento de los efectos del cannabis y las consecuencias patológicas de su consumo. Se han referenciado múltiples casos de trastornos por consumo de cannabis en la población en general. Éste trastorno suele tener su génesis en la adolescencia y especialmente en individuos vulnerables asociados a comorbilidad psiquiátrica, también influyen por supuesto factores ambientales y genéticos.

Ha habido cambios drásticos en todo el mundo en las actitudes y el consumo de cannabis medicinal y recreativo. Los receptores cannabinoides, que median las acciones del cannabis, se expresan abundantemente en regiones del cerebro que se sabe que median los procesos neuronales subyacentes a la cognición, la regulación emocional y la capacidad de respuesta al estrés relevante para la vulnerabilidad a la adicción. A pesar de los debates sobre las posibles consecuencias patológicas del consumo de cannabis, el trastorno por consumo de cannabis es un diagnóstico clínico con alta prevalencia en la población en general y que suele tener su génesis en la adolescencia y en individuos vulnerables asociados a comorbilidad psiquiátrica, factores genéticos y ambientales. La información integrada de estudios en humanos y animales está comenzando a ampliar los conocimientos sobre los sistemas neurobiológicos asociados con el trastorno por consumo de cannabis, que a menudo comparten características neuronales comunes con otros trastornos por consumo de sustancias, que podrían informar las estrategias de prevención y tratamiento.

Enlace al resumen: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32251385/

Referencias

  • UN Office on Drugs and Crime. World Drug Report 3: Market Analysis of Plant-Based Drugs: Opiates, Cocaine, Cannabis. (UNODC Research, 2017).
  • Hasin, D. S. et al. Prevalence of marijuana use disorders in the United States between 2001-2002 and 2012-2013. JAMA Psychiatry 72, 1235–1242 (2015). – PubMed – PMC – DOI
  • Martins, S. S. et al. Changes in US lifetime heroin use and heroin use disorder: prevalence from the 2001-2002 to 2012-2013 National Epidemiologic Survey on Alcohol and Related Conditions. JAMA Psychiatry 74, 445–455 (2017). – PubMed – PMC – DOI
  • Kerridge, B. T. et al. Changes in the prevalence and correlates of cocaine use and cocaine use disorder in the United States, 2001-2002 and 2012-2013. Addict. Behav. 90, 250–257 (2019). – PubMed – DOI – PMC
  • Nutt, D. J., King, L. A. & Phillips, L. D., Independent Scientific Committee on Drugs. Drug harms in the UK: a multicriteria decision analysis. Lancet 376, 1558–1565 (2010). – PubMed – DOI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.